Tu experiencia en Sprachcaffe Montreal

Llegué a Montreal con el fin de aprender francés en Sprachcaffe. Comparando Sprachcaffe con otras escuelas, la primera diferencia fue que Sprachcaffe tiene un ambiente más familiar. Y creo que es la característica más ventajosa de Sprachcaffe.

La política de que la educación aquí no se centra en la cantidad de estudiantes hace que las clases sean más eficaces. Los pequeños grupos hacen que sea posible contar con la atención apropiada durante las clases.

Los profesores están bien calificados y son bastante pacientes con los estudiantes. Debido a la gran variabilidad de los estudiantes es una buena oportunidad para mejorar mi francés y mi inglés. También hay un "espacio comunitario" para pasar allí el tiempo libre con los otros estudiantes.

Por último, pero no menos importante, debido a la favorable ubicación de la escuela, tenemos la oportunidad de llegar a todos los lugares que valen la pena ver en la ciudad.
 
En cuanto a mi alojamiento, estoy viviendo aquí en Montreal en un apartamento, que es un poco más lejos del centro de la ciudad, pero es fácil llegar con las líneas de metro. Los propietarios del apartamento son amables y serviciales; las habitaciones y la cocina están siempre limpias.
 
En general me gusta la diversidad cultural de la ciudad, y me encontré con gente muy amable y educada.

Dalma A. Molnár

Ver testimonio original