5 consejos para que tu viaje de idiomas impulse tu carrera profesional

¿Quieres vivir experiencias interculturales y seguir aprendiendo? Un viaje para aprender idiomas te da la oportunidad de ampliar tus conocimientos tanto en el área profesional como en lo personal. Si te preparas bien y usas un poco de astucia, ¡tu carrera se verá impulsada! Con estos cinco consejos, tendrás una estrategia que te garantizará sacar el máximo provecho de esta experiencia.


1. Infórmate con antelación

Seguramente todos hemos escuchado esta frase muchas veces: la preparación es la mitad del éxito, pero es verdad. Por más trillada que suene la frase, es igualmente cierta, especialmente cuando se trata de un viaje lingüístico que pretende ser beneficioso para la carrera. Cuanto más te involucres previamente en la planificación y el propósito de un viaje de idiomas, mejor podrás elegir el viaje adecuado para ti.

Por lo tanto, antes de decidir algo plantéate las siguientes preguntas:

  • ¿Qué idioma quiero mejorar o aprender?
  • ¿Qué países prefiero?
  • ¿Cuánto tiempo tengo disponible?
  • ¿Cuál es mi presupuesto?
  • ¿Cuál es el propósito de mi viaje? Por ejemplo, ganar más confianza con el idioma o alcanzar un nuevo nivel.
  • ¿Qué otros aspectos son importantes para mí? El tamaño del grupo, la edad de los otros participantes, alojamiento, actividades fuera de las clases, etc.

Si puedes aclarar estos puntos por tu cuenta, podremos encontrar las mejores ofertas para ti. Durante la asesoría de tu viaje, presta atención a cuánta información precisa sobre el contenido del viaje de idiomas puedes comentarnos. Por ejemplo, si deseas realizar un viaje para mejorar tu inglés en un contexto empresarial (inglés comercial), el grupo de participantes debería estar compuesto por personas que, al igual que tu, estén en el mundo laboral. Además, la enseñanza del idioma debería ser orientada a la aplicación, practicando, por ejemplo, presentaciones y debates.

Encuentra amigos de habla inglesa

¡Haz contactos internacionales en tu viaje de estudios y mejora rápidamente tu inglés!

Al curso de inglés

2. Elige el momento adecuado

Una vez que hayas recopilado la información para tu viaje lingüístico, comienza lo divertido Aunque siempre puedes considerar tu viaje de idiomas como unas vacaciones y realizarlo en cualquier momento del año, si lo que quieres es impulsar tu carrera, te recomendamos dos momentos para realizarlo:

  1. Durante tu carrera, si estás buscando un ascenso o una nueva posición.
  2. Entre dos trabajos, si te encuentras en un período de transición.

Posibilidad número 1

Estás firmemente establecido en tu carrera y buscas conseguir un nuevo cargo o aspiras a una promoción en los próximos seis meses. Naturalmente, fundamentarás este cambio con tus logros hasta la fecha. Si la posición que buscas tiene un contexto internacional, por ejemplo, a través de un cliente que habla inglés o una empresa con sede en España, realizar un viaje de idiomas con anticipación puede ser beneficioso. Además, en numerosas empresas lo ofrecen como una solicitud de permiso educativo. Al hablar con tu jefe, puedes dejar claro que valoras tanto la educación continua como la sólida relación con los clientes, y ¿qué mejor manera de lograrlo que convencer a tu contacto en español con expresiones típicas del país? Si sientes que tus superiores están receptivos a tus argumentos, en la conversación también puedes mencionar oportunidades internas de ascenso o la posición a la que aspiras, dejando en claro que planeas cualificarte más a través del viaje de idiomas.

Posibilidad número 2

Estás buscando trabajo o te encuentras en el periodo de transición entre tu empleo anterior y uno nuevo. En ambos casos, a través de un viaje de idiomas, puedes no solo aprovechar el período de transición de manera significativa, sino también demostrar tu motivación y compromiso. Aunque un período de desempleo menor a tres meses no necesita ser mencionado en el currículum, completar este espacio puede ser beneficioso. Si estás recibiendo prestaciones por desempleo, debes coordinar con tu asesor designado la posibilidad de seguir recibiendo apoyo estatal. Algunos programas de formación pueden ser reembolsados parcialmente por la agencia de empleo. Por lo tanto, vale la pena tener una conversación al respecto.

3. Organiza y aclara las cosas con aticipación

Una vez que hayas considerado tu viaje lingüístico y tengas una fecha fija, es hora de abordar los detalles organizativos, algo que también debes hacer para cualquier tipo de vacaciones. Marca tu ausencia en el calendario laboral, organiza un reemplazo durante tu ausencia y, si es necesario, asegúrate de hacer una transición adecuada de responsabilidades. Si todo está arreglado en el trabajo de antemano, no solo te sentirás mejor al iniciar tus vacaciones, sino que también tu vuelta al trabajo será más relajada, sin encontrarte con una bandeja llena de tareas pendientes.

Antes del viaje en sí, es importante aclarar los siguientes puntos:

• Para viajes lingüísticos a los Estados Unidos, es necesario solicitar la visa de seis a ocho semanas antes de la fecha de partida.
• Asegúrate de que tu documento de identidad o pasaporte esté vigente.
• Investiga si debes reservar el alojamiento por tu cuenta o si te hospedarás en una familia de acogida u otro tipo de alojamiento como apartamento, hotel, etc.
• Reserva tu viaje de ida y vuelta.
• Infórmate sobre posibles vacunas recomendadas (por ejemplo, la vacuna contra la rabia).
• Para los viajes dentro de la UE, ya no se aplican cargos por roaming (excepto para países no pertenecientes a la UE). Es decir, nop tendrás que preocuparte por adquirir una tarjeta telefónica adicional.

4. Haz y mantén nuevos contactos

Una vez que comience tu viaje lingüístico, conocerás a otros participantes a través de las clases y eventos posteriores. Si el curso de idiomas está dirigido a profesionales, podrás establecer contactos valiosos. La palabra clave aquí, como puedes imaginar, es "networking". Intenta mantener una mezcla natural entre temas laborales y personales, evitando que los demás participantes sientan que estás ejecutando una estrategia de ventas para tu empresa o que estás utilizando el viaje educativo más para captar clientes en lugar de aprender el idioma. Tampoco queda bien si durante las clases respondes llamadas telefónicas o correos electrónicos porque tus colegas "no pueden estar sin ti". Quien ha planificado bien su viaje educativo de antemano y puede delegar responsabilidades, no necesita estar disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Si deseas mantener el contacto con tus nuevas amistades después del viaje educativo, puedes intercambiar tarjetas de visita y direcciones de correo electrónico, o conectarte en redes profesionales como Xing o LinkedIn.

5. Indica tus habilidades en tu CV

Una vez finalizado el período de educación, al regresar a casa, es importante realizar un proceso de seguimiento de su viaje. Puedes proponer compartir tu experiencia con tus colegas a través de una presentación o redactar un informe breve que se publique en internet o en la página web de la empresa. Una compañía que brinda oportunidades de formación a sus empleados puede utilizar esto como parte de su estrategia de marketing interno. Para futuras solicitudes de empleo, deberías incluir tu certificado de idiomas en tu documentación. También puedes ajustar tu currículum vitae para destacar tus habilidades lingüísticas en tus aplicaciones. De esta manera, no solo te beneficiarás a corto plazo, sino también a largo plazo, gracias a lo aprendido en tu viaje lingüístico.