Guía de viaje de Marruecos

  • Capital: Rabat.
  • Forma de gobierno: Monarquía semiconstitucional.
  • Población: 37.157.380.

Descubrir más »

Guía turística de Marruecos

Información de Marruecos

Marruecos es conocido por sus diversos paisajes desérticos, siendo unos de los más bellos del mundo. La fascinación que despierta Marruecos radica en su gran diversidad. El país está formado por más que solo desiertos áridos, incluso puedes encontrar atractivos centros deportivos de invierno.

Pero no sólo son los paisajes atractivos los que hacen que el país sea tan encantador, sino también la riqueza cultural y artística, además de su auténtica artesanía marroquí hecha a mano. Tendrás la oportunidad de experimentar la cultura marroquí en los famosos mercadillos de Marruecos, llamados zoco (suq). Los mercados marroquís más famosos son los mercados de Marrakech, Rabat, Casablanca y Fes. Sus numerosos puestos de artesanía y sus delicias culinarias, harán que pierdas la noción del tiempo con sus tradicionales regateos. En Marruecos, aprenderás a conocer nuevos olores, caracterizados por los antiguos conocimientos de hierbas medicinales, reflejo también de la variedad de especias orientales.

Las ciudades más importantes del Reino de Marruecos están próximas a la capital Rabat y son Casablanca, Fes, Marrakech, Agadir, Tánger y Meknes. Además, nueve recursos culturales son sitios Patrimonio Mundial de la UNESCO. Para hacer de tu viaje a Marruecos una experiencia inolvidable, hemos resumido la información más importante en nuestra guía de viajes a Marruecos.

Datos generales

  • Capital: Rabat.
  • Forma de gobierno: Monarquía semiconstitucional (desde 1956).
  • Población: 37.157.380.
  • Número de emergencias (policía): 19.
  • Número de emergencias (bomberos): 15.
  • Código de área International de Marruecos: +212.
  • Voltaje de electricidad: 220 voltios.

Geografía de Marruecos

El Reino de Marruecos se encuentra en el norte de África, bordeando el mar Mediterráneo, el océano Atlántico y Argelia, el vecino país africano. Sin el Sahara Occidental, el área del país es de 446,550 km². Esto hace de Marruecos un país africano comparativamente más pequeño. El paisaje es increíblemente variado, por lo que en Marruecos encontrarás paisajes desérticos, montañas cubiertas de nieve, llanuras verdes y hermosas playas de arena. Para información más detallada ofrecemos un mapa de Marruecos.

El tiempo en Marruecos y la temporada de viajes

La diferencia horaria en verano es la hora de Europa Central (CET) -2 horas y en invierno CET -1 hora. Las dos zonas climáticas de Marruecos están separadas por las montañas del Atlas. El noroeste del país está influenciado por el Mediterráneo y la parte sur del país está influenciada por el clima del Sahara. La fauna también depende en gran medida de las diferentes zonas climáticas: en el norte, sobre las montañas predomina la flora mediterránea, mientras que en los oasis de las zonas del sur se plantan las palmeras datileras. Por otro lado, en las zonas montañosas encontrarás bosques, mientras que en la zona costera del sur encontrarás plantas asociadas con la imagen de Marruecos: árboles de argán y jujubes. Las fresas y los pistachos también prosperan en Marruecos.

Como hay diferentes zonas climáticas en Marruecos, el clima es muy variado. Determinar la mejor época para viajar a Marruecos dependerá de tu destino de vacaciones. En las zonas del interior, las temperaturas pueden variar en verano entre los 29 y 45 grados, lo mismo ocurre en los meses de marzo a mayo o de octubre a noviembre. La mejor temporada para viajar al noroeste es de abril a noviembre ya que son los meses en los que las temperaturas son más favorables para el turismo y las vacaciones. Si te decides por viajar al Sáhara, ten en cuenta que las temperaturas oscilan entre el día y la noche, pudiendo disfrutar de días soleados y noches frescas.

 

Maximaltemperatur Temperatura máxima

Minimaltemperatur Temperatura mínima

Sonnenstunden Horas de sol

Wassertemperatur Días de precipitaciones

Transporte público en Marruecos

En Marruecos, es común desplazarse en taxi. Hay una distinción entre el taxi pequeño para pequeños trayectos en la ciudad y el taxi grande para viajes más largos. Los taxis pequeños de cada ciudad tienen un color distintivo, por ejemplo, en la capital de Marruecos, Rabat, los taxis son de color azul, mientras que los de Casablanca son rojos.

Los taxis grandes suelen ser blancos. Los precios son relativamente baratos. Si quieres prescindir de un taxi, viajar en autobús es otra alternativa. Marruecos tiene una red de autobuses bastante densa. Hay conexiones directas entre casi todas las ciudades importantes y cada una generalmente tiene una estación de autobuses donde se pueden comprar los billetes.

La moneda de Marruecos es el dirham. Con un convertidor de divisas, puedes averiguar rápidamente el tipo de cambio actual entre el euro y el dirham. Hay un límite máximo de cuánto dinero puedes importar o exportar desde el país (según el sitio web de la Oficina de Asuntos Extranjeros, se estima la cantidad de 1.000 Dirhams). Dado que el límite cambia regularmente, es recomendable consultar previamente el sitio web de la Aduana de Marruecos. El dirham (DH) se divide en 100 céntimos. Hay billetes de 10, 20, 50, 100 y 200 DH y monedas de 1, 2, 5 y 10 DH.

La religión en Marruecos es el islam. Alrededor del 98,7% de la población es musulmana. El Islam, por lo tanto, es la base de las leyes e influye en la vida cotidiana de los marroquíes. La religión ocupa un lugar central en la vida marroquí. Puedes encontrar lugares de culto en todas las partes de las ciudades y escucharás la llamada a la oración desde cualquier sitio de la ciudad que visites. El mes de Ramadán se celebra en todo el país. Si deseas vivir plenamente este mes sagrado y disfrutar de la cultura y la historia de Marruecos, ten en cuenta que cada año cambia de fechas.

Según la constitución de 1992, Marruecos es una monarquía constitucional nominal. El actual jefe de estado es el rey Mohammed VI, miembro de la dinastía Alauí.

Aunque el árabe y el árabe dialectal son los idiomas oficiales de Marruecos, el francés también se utiliza en todo el país como idioma de trabajo profesional, educativo y no oficial. En algunas zonas del norte, el español se habla ocasionalmente. ¿Sabías que tenemos palabras en español de origen árabe? En concreto más de 4000. El significado de Sáhara en árabe es “el gran desierto“.


Requisitos de entrada a Marruecos

Los ciudadanos españoles no necesitan visa para Marruecos para una estancia de hasta 90 días. Para una estancia más larga se necesita un permiso de residencia. Si éste es tu caso, debes solicitarlo a la policía extranjera local dentro de los 21 días posteriores a tu entrada. Para esta solicitud necesitas acreditar solvencia económica y justificación de los motivos de tu estancia.

Para más información sobre la solicitud, puede ser proporcionada por la Embajada de Marruecos. Te recomendamos que acudas con tiempo en el momento de entrada, ya que las personas con comportamiento descuidados se les puede negar el acceso al país. Ten en cuenta, que algunas regulaciones en Marruecos son muy diferentes de las leyes en España, por lo que recomendamos a todos que se familiaricen con las leyes del país o que consulten en la Embajada de Marruecos en Madrid.

Sistema sanitario en Marruecos

Es importante contratar en origen un seguro de viaje y de salud fiable que incluya asistencia y repatriación sanitaria que, en su caso, puede resultar muy costosa. Si viajas a Marruecos con tu propio coche, deberás llevar toda la documentación necesaria, además de estar preferiblemente asegurado con la máxima cobertura posible.

El sistema sanitario de Marruecos no está a la altura de Europa. En las grandes ciudades encontrarás en clínicas privadas personal muy cualificado, en muchos casos formados en España o en Francia. En zonas rurales o desérticas la infraestructura puede ser algo limitada, por lo que se recomienda extremar las precauciones. Sólo se recurrirá a la hospitalización en caso de extrema urgencia siendo preferible, tras el consejo facultativo oportuno, el regreso al lugar de origen.

Según la información sobre Marruecos de la página del Ministerio de Asuntos Exteriores de España, no hay ninguna vacuna obligatoria para viajar a Marruecos, pero se recomienda la vacuna contra la tuberculosis, tétanos, la difteria, la poliomielitis y la hepatitis A.

Conviene extremar las medidas de higiene, prestando atención a la comida y bebidas. Bebe siempre agua embotellada o bebidas cerradas y lava las frutas y verduras con especial atención. Se recomienda también no comprar comida en puestos ambulantes. En verano es recomendable evitar el consumo de ensaladas que no hayamos hecho nosotros.

Una buena idea puede ser viajar provisto de un pequeño botiquín, con pastillas antidiarreicas, pastillas para resfriados, tiritas, o pastillas desinfectantes así como crema solar y repelente antimosquitos. En el sitio web del Ministerio de Asuntos Exteriores se pueden encontrar más consejos médicos y, en particular, instrucciones de seguridad actualizadas.


Gastronomía marroquí

La comida marroquí pertenece a una cocina que se ha desarrollado a través de las diferentes culturas que han vivido en el país como son los bereberes, los árabes y los judíos. Adentrarse en la gastronomía marroquí es una deliciosa aventura. Marruecos es conocido por sus mil y una especias, que te harán vivir una experiencia muy sabrosa. Algunas comidas típicas marroquís son el tajine, el cuscús que generalmente se come los viernes y no es raro ver a la población local comerlo con la mano, y la harira, sopa elaborada con verduras, carne y fideos. En ocasiones los platos vienen acompañados de una simple ensalada a base de tomate y pepino. +

La combinación de sabores dulces y salados es toda una tradición marroquí, pudiendo probar sus famosas pastelas de pollo elaboradas con almendras, pollo y cebolla, cubiertas por una fina lámina de hojaldre con canela y azúcar glas. Si te gusta más lo salado también podrás degustar las pastelas de pescado elaboradas con pequeños mariscos y fideos. Por último, no te puedes perder el auténtico té moruno acompañado de unos dulces marroquís de almendras. Con Sprachcaffe tienes la oportunidad única de aprender a cocinar recetas marroquíes con nuestras clases de cocina típica marroquí:

Festivales en Marruecos

  • Festival de Música Sagrada del Mundo. Este festival se lleva a cabo en mayo en la ciudad de Fez. Durante una semana tienen lugar actuaciones de orquestas, solistas, coros y grupos de danza de todo el mundo. El festival tiene lugar en la ciudad, los jardines y la medina. Tienes la posibilidad de comprar un pase universal. En 2017, la tarifa del festival con acceso a todos los puntos del programa costaba unos 305 euros.
  • Festival de Folklore de Marrakech Este festival de folklore tiene lugar en la ciudad del sur de Marruecos, Marrakech durante los meses de marzo y abril. Como parte de este festival, el baile popular se celebra como un patrimonio tradicional. El festival proporciona una lugar para el intercambio de culturas en la que pueden participar grupos locales y bailarines de países europeos y africanos.
  • Festival de Rabat Mawazine Rabat alberga el festival anual de Mawazine, un festival musical de una semana de duración. Reúne a artistas de toda África, pero también de Europa, Asia y el resto del mundo. Durante una semana, podrás disfrutar de conciertos de todos los estilos y géneros. Este evento es uno de los festivales más importantes de Marruecos.

Historia de Marruecos

Hemos recopilado todo tipo de información sobre Marruecos. Un breve resumen de su historia te ayudará a formarte una idea de todo lo que te espera. Las primeras huellas humanas nos llevan a pensar que el territorio de Marruecos estuvo poblado desde el periodo neolítico. Desde entonces estas tierras han visto pasar multitud de pueblos, como fenicios, romanos, vándalos, visigodos, bizantinos y de forma permanente en las zonas de montañas, los bereberes.

En el S. VII se introdujo el Islam en las tierras marroquíes y se produjo la modernización del país. Marruecos se convirtió en la máxima potencia regional, pero el imperio se deterioró rápidamente a causa de numerosas guerras civiles.

Entre los S. XV y XVI Portugal, España e Inglaterra se disputaron y ocuparon diferentes territorios del norte de África. Es entonces cuando Ceuta y Melilla pasan a formar parte del Reino de España, situación que continua hasta hoy. Entre los S. XVI y XX la dinastía Alaui mantuvo el control del país. Marruecos fue el primer país en reconocer la independencia de Estados Unidos y el tratado firmado entre los dos países se considera el tratado no roto más antiguo del país americano. Durante el s. XX las grandes potencias europeas mostraron gran interés en el territorio de Marruecos. Se convierte en un protectorado de Francia y España, lo que no significa una ocupación, aunque en la práctica Marruecos es una colonia más de los dos países, controlando éstos sus finanzas, Hacienda y política exterior. Francia mejoró las infraestructuras pero ocupó las mejores tierras, desatendiendo las necesidades de vivienda y educación, por lo que el pueblo aprovechó la Carta Atlántica durante la II Guerra Mundial para solicitar su independencia.

El 2 de marzo de 1956 Marruecos logró su independencia bajo el reinado de Mohammed V. En los años sesenta se mejoraron la educación y vivienda, pero se empezó a alejar la monarquía del pueblo. No es hasta la subida al poder de Mohammed VI en 1999 cuando se realizan importantes cambios democráticos y se mejora considerablemente los derechos de la mujer.

A día de hoy, Marruecos es de acuerdo con su Constitución es una Monarquía constitucional, con un Parlamento electo. El Rey de Marruecos tiene amplios poderes ejecutivos, con la posibilidad de disolver el gobierno y el Parlamento y dirigir las fuerzas militares, además de otros poderes. Los partidos políticos de oposición están permitidos y varios se han presentado a las elecciones en los últimos años.

Días festivos en Marruecos

  • El 11 de enero se conmemora la Proclamación de Independencia. El Manifiesto del 11 de enero de 1944 condujo a la formación del "Partido de la Independencia" (Al-Hizb al-Istiqlal)
  • El 1 de mayo, Marruecos celebra el Día del Trabajo.
  • El 30 de julio se celebrará la Fiesta del Trono / Aid el 3àrch (árabe). En este día, la adhesión al trono de Mohammed VI.
  • El 20 de agosto, el pueblo marroquí celebra el Día de la Revolución del Rey y del pueblo. En este día, se conmemora la unión del pueblo en la lucha por su Independencia frente a los franceses.
  • El 21 de agosto se celebra el cumpleaños del rey Mohammed VI. Este día también se llama "el día de la juventud".
  • El 11 de septiembre en Marruecos se celebra el año nuevo musulmán.
  • El 6 de noviembre conmemora la "Marcha Verde" (El massira el khadrae). Durante esta marcha, los marroquíes querían fortalecer su influencia en la región del Sáhara Occidental.
  • El día de la Independencia de Marruecos se celebra el 18 de noviembre (en árabe: Aid el istiqlal).

El Ramadán en Marruecos

Por supuesto, no debemos olvidar el mes sagrado conocido como Ramadán, mes en el que los musulmanes ayunan cada día desde el alba hasta que se pone el sol. Es un momento importante y clave en la cultura de Marruecos. El Ramadán se determina cada año según la posición lunar, por lo tanto determinar cuándo empieza el Ramadán y cuando termina depende de la aparición de la luna a finales del octavo mes en el calendario lunar islámico. El mes del ayuno influye en la vida de los habitantes por lo que los horarios de tiendas y atracciones pueden variar. A menudo hay mucho que experimentar en la noche después de la puesta del sol, en todas partes hay puestos de comida.

El Eid al-Fitr, es la festividad islámica que determina el final del Ramadán. Los musulmanes celebran esta fiesta visitando a familiares y comiendo platos y dulces especiales para la ocasión. El día de celebración varía en función del comienzo del Ramadán que cambia cada año. Setenta días despúes de esta festividad, tiene lugar una de las fiestas más importantes para los musulmanes que es la fiesta Eid al Adha o Aid al-Adha, conocida como la Fiesta del Cordero que dura dos días y se conmemora el sacrificio de Abraham. Es habitual que los niños vistan con prendas nuevas y la población sea generosa donando parte de un cordero a la gente pobre.


Curiosidades de Marruecos y consejos

La ley islámica tradicional prohíbe la representación de personas o animales, por eso en las mezquitas no hay dichas representaciones sino figuras de plantas y formas geométricas. Antes de tomar una fotografía de una persona, deberías pedir permiso. También es aconsejable no fotografiar edificios oficiales, especialmente si son militares o policiales, así como soldados, porque la documentación de tales lugares está prohibida por razones de seguridad.

Si piensas en regalos típicos que comprar en Marruecos, debes tener en cuenta qué puedes o no llevarte. Te interesará saber que Marruecos es famoso por su cuero y por sus aceites naturales como son el argán y el aceite de almendra. Para fósiles y piedras semipreciosas se necesita un permiso especial. En general, debes abstenerte de tomar la flora y fauna local como regalos ya que se deben preservar. No se permite exportar más de 10 piedras fuera del país.

Las semillas de plantas exóticas tampoco deben ser traídas. Los enchufes en Marruecos son como los que hay en España así que no necesitarás ningún tipo de adaptador para conectar tus aparatos eléctricos. Como en cualquier gran ciudad, también debes prestar atención a tu bolso, especialmente en los mercados. No debes olvidar que estás en un país musulmán y, por lo tanto, recuerda no vestirte demasiado libremente. Además, debes abstenerte de besarte en público o ir agarrado de la mano, ya que en Marruecos es poco común intercambiar esa intimidad públicamente.

En los restaurantes, se suele dar una propina del 10%. En una cafetería, suele ser un dirham por bebida. Los taxistas reciben entre 2 y 5 dirhams más, según la tarifa. Los botones reciben entre 5 y 15 dirhams por maleta, dependiendo del hotel. Durante el mes del Ramadán, procura no comer una comida abundante en la calle durante el día. Ten en cuenta también que en este período, el servicio en hoteles o en transporte local (autobuses / taxis) a veces es menos puntual y el alcohol solo está disponible de forma limitada.

Si has sido invitado a una casa o evento, lleva contigo un pequeño regalo y acepta siempre el té. Antes de entrar en una vivienda o en las mezquitas, es necesario quitarse los zapatos. Para saludar y decir adiós, es común que los amigos del mismo sexo o la familia se besen en la mejilla dos veces, incluso si hace mucho tiempo que no se ven, se besan cuatro veces. Hombres y mujeres se dan la mano. En ocasiones después del apretón se lleva la mano derecha a la boca o al corazón como símbolo de respeto y calidez.


¿Qué visitar en Marruecos?

Si estás pensando en una escapada a Marruecos ya sea acompañado o solo, seguro que te has preguntado qué tiene Marruecos que encanta a todo turista que la visita. Aquí te damos una serie de consejos sobre qué visitar en Marruecos para que no te pierdas lo mejor de este maravilloso país.

Ciudades de Marruecos más bonitas

Marrakech es sin duda una de las ciudades más importantes de Marruecos, situada al sur del país, acoge cada año a miles de turistas. Uno de los atractivos de la ciudad es la Plaza de Jamaa el Fna donde tiene lugar la vida de Marrakech. En cualquier momento se respira un buen ambiente en esta plaza donde podrás ver domadores de monos, encantadores de serpientes y degustar un sin fin de comidas, y zumos. El Zoco de Marrakech es uno de los mejores mercados de Marruecos donde podrás comprar artesanía, especias, comida y regalos. Al atardecer, una visita a los Jardines de Menara, será un buen momento para captar un bonito paisaje junto a las montañas del Atlas.

Rabat, es la capital de Marruecos, ciudad administrativa y sede de las embajadas de países extranjeros. Destaca su Palacio Real, su Medina, el Mausoleo de Mohammed V, declarados estos dos últimos patrimonio Mundial de la Unesco.

Casablanca situada al noroeste es considerada centro económico y comercial del país. De gran interés es la Mezquita Hassan II inaugurada en 1993, considerada el templo más alto del mundo y el segundo más grande. Es una de las pocas Mezquitas en Marruecos que los no musulmanes pueden visitar.

La Medina de Fez es otro de los sitios indispensables que visitar en Marruecos, considerada la segunda medina más grande del mundo, data del s. IX y es considerada Patrimonio Mundial por la UNESCO. Cuenta con innumerables callejones donde dejarse perder por las laberinticas calles, puede ser toda una aventura. La Medina se organiza por gremios pudiendo observar los curtidores de Fez trabajando la piel o oler las mil y una especias.

Los zocos son la esencia de la medina donde podrás comprar un bonito recuerdo, siempre eso sí regateando. Si no quieres perderte, siempre puedes contratar un guía que te mostrará los munumentos más importantes.

Uno de los lugares que visitar en Marruecos que más te encantará, es el desierto del Sáhara donde tendrás la oportunidad de hacer una excursión en camello sobre las dunas o si te gustan las emociones fuertes realizarlo en quad. Podrás aprovechar la noche para disfrutar de la música folclórica acompañada de tambores y degustar la comida típica marroquí. Por si eso no fuera poco, pasar una noche en el desierto durmiendo en una jaima bajo las estrellas, escuchando únicamente la brisa y dejándose llevar.

Si recorres el norte de Marruecos, una escapada a la encantadora ciudad de Chefchaouen, es todo un acierto. Situada en el noroeste del país, en las montañas del Rif, es una de las paradas que vale la pena. Conocida como ‘El pueblo azul‘ por su peculiar color azul ilumina las casas de la medina. Si te gusta la aventura, una ruta de senderismo por la región de Akchour, situada a 30 kilómetros de Chefchaouen, te permitirá disfrutar de su naturaleza y sus hermosas cascadas.

Otra de las atracciones turísticas de Marruecos es la ciudad de Ourzazate donde se encuentran los estudios de cine africanos más famosos donde se han grabado películas de la talla de Gladiator, Lawrence de Arabia y Star Wars. Hay muchas cosas que hacer en Marruecos como visitar los baños árabes, alojarse en un Riad, regatear en los mercadillos, contemplar las bellezas arquitectónicas como son los palacios, zocos y mezquitas. Todo ello, hará que te sumerjas en la culltura marroquí y que tu experiencia en este apasionante país lleno de contrastes, sea inolvidable.

¡Apúntate a nuestra newsletter mensual y recibe nuestras ofertas, becas y artículos! ¡Suscribirme!